Actualidad

Destacan avances en la construcción de cortafuegos en zonas de interfaz de Cabrero

Cerca de 65 kilómetros de cortafuegos está construyendo la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en las zonas de interfaz de la Provincia de Biobío, como parte de su programa de silvicultura preventiva que busca disminuir los riesgos de que una vivienda se vea afectada por un incendio forestal.

Se trata de comunas consideradas como críticas por el alto número de incendios que se registran y por el peligro al que se exponen las casas cercanas a bosques u otro tipo de vegetación, como es el caso de Yumbel, Laja, Los Ángeles, Mulchén y Cabrero. En esta última comuna, donde en lo que va de la temporada se han registrado 23 incendios forestales, se planificó la construcción y mantención de nueve kilómetros de cortafuegos en los sectores Fundo La Piedra, Villa Sabag, Villa La Alegría, Villa Esperanza, Santuario de Lourdes, Villa Los Boldos, Charrúa y La Frontera.

En el caso de Monte Águila, específicamente, las labores se concentrarán en sectores como La Colonia, Villa Renacer, Cementerio, Estadio y Villa Bicentenario. El gobernador de Biobío Ignacio Fica explicó que “lamentablemente, nuestra provincia cuenta con cinco comunas críticas en ocurrencia de incendios forestales, y es allí donde estamos trabajando fuertemente en la construcción y mantención de cortafuegos, generando más de 65 kilómetros de fajas libres de vegetación. Este ha sido una labor coordinada y conjunta con los equipos de emergencias de los municipios y las juntas de vecinos, lo que nos ha permitido avanzar y concientizar a la comunidad en relación a la prevención de los incendios”.

En ese sentido, el director regional de Conaf, Francisco Pozo, precisó que “estos cortafuegos perimetrales se están ejecutando en zonas de interfaz con el objetivo de proteger las casas ante una emergencia. Estos trabajos de silvicultura son posibles gracias a un programa especial de la Corporación, financiado por el Gobierno Regional. Quiero recalcar que con la construcción de estos cortafuegos podemos aminorar los efectos de los incendios, pero no los podemos evitar; la única forma de que los incendios forestales no afecten a las personas y sus bienes es que la comunidad tome conciencia y evite acciones de riesgo. El llamado, entonces, es a prevenir los incendios que sabemos dónde se inician, pero no sabemos cuánto afectará ni a quiénes perjudicarán”.

Gracias al programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”, que cuenta con fondos del Gobierno Regional, en total se ejecutarán 95 kilómetros de cortafuegos con maquinaria pesada en las provincias de Biobío y Concepción. “Lo importante de destacar es que gracias a este programa especial se han podido ejecutar estos trabajos, los que se suman a otros cortafuegos considerados en la programación habitual de Conaf y a las limpiezas de fajas que ha estado realizando el MOP en distintas zonas de la región. Hablamos de un trabajo integral que busca reforzar las acciones de prevención que Conaf tiene en la región, como operativos puerta a puerta, en carretera y patrullajes preventivos”, agregó el seremi de Agricultura, Francisco Lagos.

Por su parte, Dorila Aravena, representante de la junta de vecinos San Sebastián, de Monte Águila, agradeció la labor realizada por la Corporación, “ya que, para nosotros, este trabajo ha sido muy bueno y nos entrega más tranquilidad, porque este sector tiene mucho pastizal y son terrenos abandonados. Como comunidad entendemos que corremos riesgo, pues vivimos aledaños al sector de bosques. Hace cuatro años que contamos con estos cortafuegos, los que han ido manteniendo, y damos las gracias porque nos sirve mucho”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba