Actualidad

Vecinos de Lebu se transforman en artesanos de madera nativa

Entre la nobleza de los árboles nativos y las manos artesanas, nace la historia de un oficio que ha trascendido por generaciones, donde la creatividad se constituye en la piedra angular para transformar cada trozo de madera centenaria en arte.

Esto bien lo saben los vecinos de Cerro La Cruz, Agua las Niñas y Camarón Alto, quienes aprendieron a confeccionar una serie de trabajos rústicos en el taller de artesanía en madera y carbón que organizó el Programa “Quiero mi Barrio” en Lebu, en el marco de su plan de gestión social “Unidos por nuestro patrimonio”.

“Estamos completamente orgullosos por el gran trabajo que estamos ejecutando en conjunto con las familias de Lebu, ya que este taller forma parte de un trabajo social integral que estamos trabajando en el sector alto desde hace casi tres años, para recuperar la economía a través del fomento a los emprendedores”, indicó Sebastián Abudoj, Seremi de Vivienda y Urbanismo del Biobío.

“Me encantó este taller porque aprendí a trabajar la madera y también fue una bonita instancia para crear lazos y compartir con los vecinos. De a poco he ido adquiriendo algunas herramientas porque me gustaría seguir realizando este trabajo y por qué no en un futuro vender estas artesanías”, comentó entusiasta Viviana Ormeño, participante del taller.

Tablas de coctelería y de picar, espejos, cucharas, letreros y retablos de pared fueron algunas creaciones de los 15 vecinos que participaron activamente en las clases de artesanía realizadas en el Club Deportivo La Unión, con las manos siempre puestas en la madera nativa y el carbón.

“Este taller consistió en trabajos de madera nativa y carbón donde confeccionamos productos artesanales de decoración y para el hogar. Fueron técnicas sencillas, pero a la vez técnicas que ellos pueden seguir elaborando en trabajos para comercializar. Para mí esta fue una experiencia muy enriquecedora y me siento muy feliz de entregar mis conocimientos para formar nuevos artesanos”, señaló Hilda Garabito, artesana lebulense y profesora del taller de madera.

En latín, la palabra artesanía significa “arte con las manos” y cada creación responde a la riqueza cultural que albergan los territorios. Esta identidad es la que plasmaron los vecinos, quienes convirtieron la madera noble del raulí, el roble, el arrayán, el alerce y el ciprés en piezas únicas, lo que para Bárbara Correa, artesana y vecina del barrio fue una instancia de aprendizaje muy significativa.

“Para mí fue una experiencia muy gratificante. El atreverme a usar herramientas para crear estos hermosos trabajos artesanales y ver que colocándole empeño uno puede hacer muchas cosas, basta con creer en nosotros mismos de que sí somos capaces. Este fue un camino de altos y bajos y uno va aprendiendo de error tras error y agradezco a nuestra profesora por haber compartido estos valiosos conocimientos”.

Saberes que hoy permiten formar a nuevos artesanos de la madera en Lebu y, con esto, contribuir al fomento productivo de la capital de la Provincia de Arauco.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba